9 de abril de 2011

Un sueño de Abril


Ufff uno de los sueños mas intensos de mi vida lo viví anoche, parecía que realmente lo estaba palpando... aunque ahora que estoy despierta frente al monitor, noto como en mi profunda esencia, desde lo mas recóndito de mi corazón desearía vivir algo similar o mejor dicho, lo mismo... 

Todo partió cuando yo andaba feliz de la vida, pues había llegado a mi vida alguien realmente hermoso, un hombre muy lindo a mi vista... estaba junto a mi y me amaba profundamente... era de piel morena, grande, cabello negro ondeado, pestañas largas, barba, ojos apasionados y ropa negra...

Yo me sentía dichosa caminando por las calles de una particular ciudad junto a el, con su mirada posada en mi, tan clara como ahora veo mis manos en el teclado... de pronto algo pasaba, algo terrible ocurría... el ya no estaba; había muerto y aunque no recordaba el momento, si sentía su desconsoladora ausencia, una tristeza que me oprimía el corazón, increíblemente ahora mis ojos se nublan al volver a esa imagen, siento un intenso dolor en el alma...

Y así como son los sueños, en el siguiente acto, me encontraba en una escena totalmente diferente, ya había pasado algún tiempo, yo me encontraba en un comedor de alguna casa, no tengo claro si era el mío, entonces de pronto estaba rodeada de amigos, nos encontrábamos sacando fotos, pero todos se sacaban una foto conmigo... y yo me veía con otro hombre como mi pareja, un hombre en donde nunca vi su rostro nítidamente, sin embargo, sus ropas eras claras, y sentía con dulce ternura como me abrazaba y besaba mi rostro y así mágicamente entre las fotografías y los abrazos de seres queridos, aparece un amigo mío, uno de los reales, de carne y hueso, aunque actualmente, nuestra amistad se ha ido marchitando con la ayuda de nosotros mismos, con esas mañas forjadas con la edad de nuestras vidas, algo que ni siquiera el tiempo pudo haber cambiado, estaría escrito?

... Entonces me acuerdo como se dirigía a mi para saludarme y dándome un beso en la boca, mas tarde lo veía comiendo algo sentado en una silla del comedor, me acercaba para sentarme cerca de el, pues el me empezaba hablar sin mirarme: “ yo siempre te ame” (no entiendo por qué lloro ahora, siendo honesta, pienso que es la pena que me embarga por algo que quizás siempre quise que pasara y que en el sueño, por alguna inaudita razón se había hecho realidad... sentía una inevitable lastima hacia mi)

Pasaron algunos minutos y entonces yo le respondía en forma irónica: “tengo una duda... me amas?”... el responde “sii te quiero” riéndose un poco nervioso...  - querer no es lo mismo que amar - le seguí ya, un poco inquieta... me miró y me dijo: “te amo entonces”

Y mientras yo seguía quieta, casi sin moverme, ya tenia muchísima pena, porque aparte de todo lo que estaba viviendo, incluida aquella confesión, no era mas que un efecto, del por qué de esa reunión con todos esos seres queridos, era una despedida para mi... ahora yo moría, me iba de la vida terrenal, no tenía claro cómo, pero seguramente de alguna enfermedad, me quedaba muy poco tiempo... paralelamente yo comenzaba a despertar en el puto mundo que hoy subsisto... veía como tenia una vida de amores y desamores, de tener relaciones tortuosas que no tienen futuro... decepcionada de la vida que vivo.

La desazón de querer haber vivido lo que soñé, me paraliza en este instante...

Sin embargo, y como oí hace muy poco de una persona sobre un verso judío que decía: Me sentí triste porque no tenía zapatos, hasta que salí a la calle y vi a alguien que no tenía pies...