13 de marzo de 2011

Encuentros furtivos...


Parece ser que la vida te depara momentos muy singulares, cuando crees que la vida se transforma en una vil rutina, ocurren eventos, que si bien, no marcan tu vida, con el tiempo se recuerdan mirando un punto fijo al horizonte, asomando una leve pero firme sonrisa...
Sin duda, lo que mas refleja ese comienzo a... es la mirada... todo lo que puedes y quieres decir con esa mirada,  y aunque tienes miedo a eso que hasta ese minuto es desconocido para ti, decides cruzar la linea, sin pensar mucho en posteriores pensamientos de arrepentimiento o dicho de otra forma... las consecuencias de esos encuentros furtivos, oscuros, clandestinos...
Tu corazón se acelera, piensas: "que mas da! el mundo se acaba mañana!" no hay tiempo para perderlo pensando en una mente donde la razón antes del corazón... 
Se llega a pensar bien o mal, que en esos encuentros entregas mucho mas que quizás toda vida, en aquel escenario en que no hay mas de dos actores intentando hacer la obra perfecta entre lujuria y una hecatombe... si existe o no espectadores bien poco importa, porque importa mas es entregar y recibir placer salvaje sediento y abrasador con el aquel que despertó en ti, aquel animal que sólo actúa por instinto...
Una copa de vino, sabe tan espectacular, pues en ella va las gotas de impulsos que llevan a ir mas allá, secretamos endorfinas, o creemos que lo hacemos, pero no hace falta cuestionarse mucho, porque no es el momento de hacerlo, ya que tu vida y la del otro están en un estado de fervorosa pasión... 
Pero como la palabra lo dice,
es furtivo, como una llama en un pequeño fósforo...
fue furtivo.

1 comentario:

Chuchi Gonzalez dijo...

Excelente tu entrada, te espero en mi blog, yo volveré a este porque me encanto.
http://womeninfreedom.blogspot.com
Chuchi