26 de julio de 2010

Yo Narciso

Según la versión de la mitología griega, Nicolas Caballero, Narciso (en griego Νάρκισσος) era un joven conocido por su gran belleza. Tanto doncellas como muchachos se enamoraban de Narciso a causa de su hermosura, mas él rechazaba sus insinuaciones. Entre las jóvenes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien había disgustado a Hera y por ello ésta le había condenado a repetir las últimas palabras de aquello que se le dijera. Eco fue, por tanto, incapaz de hablarle a Narciso de su amor, pero un día, cuando él estaba caminando por el bosque, acabó apartándose de sus compañeros. Cuando él preguntó «¿Hay alguien aquí?», Eco contenta respondió: «Aquí, aquí». Incapaz de verla oculta entre los árboles, Narciso le gritó: «¡Ven!». Después de responder: «Ven, ven», Eco salió de entre los árboles con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se negó a aceptar su amor, por lo que la ninfa, desolada, se ocultó en una cueva y allí se consumió hasta que solo quedó su voz. Para castigar a Narciso, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de apartarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas. En el sitio donde su cuerpo había caído, creció una hermosa flor, que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.

Claramente nuestra primera impresión cuando leemos textos como el transcrito anteriormente, podríamos decir que estamos hablando de una exageración... sin embargo, es una realidad que se ve muy a menudo cuando se convive con el resto de los mortales, aquí en la Tierra... Sentirse adorado, amado, mostrarse en fotos para que el resto no se canse de contemplarte... pero sin tu llegar a amar realmente, sin llegar a darse uno mismo... sin dejar o permitirse la posibilidad de experimentar el mutuo amor entre dos personas... 
Parece algo sin importancia, pero si lo es, es importantísimo razonar al respecto, ya que la felicidad está muchas veces, mas cerca de lo que se parece, es decir, de que no necesitamos complicarnos  o exigir demasiadas cualidades, para por ejemplo llegar a tener una vida plena y feliz en pareja...
Que importa como somos, suene cursi o no, la realidad es que siempre pase lo pase, prevalecerá el interior de tu corazón...   

15 de julio de 2010

Un crudo Invierno...

El crudo invierno, se hace sentir con mucha potencia por estos días, aquí donde vivo, el frío cala literalmente los huesos... y lo mas terrible de todo, que nos queda por lo menos un par de meses de intenso frío...
El invierno es una estación del año que exceptuando por la lluvia, por los relámpagos y truenos... detesto =/, no me gusta el frío, no me gusta sentir frío, tendrá que ver con que mi signo zodiacal es fuego y entonces prefiero soportar el calor agobiante de los veranos, que cada año que pasa, se van acentuando mas?... muchos dirán que es un tontera lo que digo, pero así lo siento...
Hace poco anduve con gripe, tos, romadizos, estornudos, y los ojos "vidriosos" ... ahora por estos días con dolor de oídos y migrañas... ojalá que se vaya todo dolor, pues ya es suficiente tener que soportar este invierno, como para mas encima estar enfermo, además que no quiero desperdiciar todo el fin de semana, por no estar en mi 100%... ya que celebramos santo, mi madre y yo, y quiero aprovechar estos días de asuetos en compañía de mi familia...

1 de julio de 2010

Cuando te equivocas...


A veces la mente te falla, no puedes evitarlo, también el corazón hace su parte, te hace razonar de manera errada, comprendes mal y te equivocas, muchas mas veces de las que se logra percibir, por qué ocurre esto? aún no tengo la respuesta...
Hoy hago un mea culpa, y no lo hago precisamente para recuperar ciertas cosas que se quedaron en el pasado, si no, que considero bueno para no manchar mi alma de malos colores, las torpezas que cometí en otros tiempos, con algunas personas que estuvieron en mi vida, tristemente comprendí que les fallé, actuar de forma estúpida frente a actitudes que no debieron quizás perturbarme...
Y aunque a estas alturas no sirva de mucho, hago el misero intento, por enmendar al menos en mi interior, aquellos errores... y sin ánimo de justificarme debo mencionar que jamás actué de mala fe... mmm si debo decirlo, jamás quise dañar a nadie ni en mayor o menor grado.
Sí, hasta por torpeza mental, muchas veces quedé como la villana de la película y nunca pude aclarar que las cosas no fueron de esa forma... 
en fin ya pasó el tiempo y la vida sigue!! 
Sólo ahora quise hacer un alto en mi camino, para decir: "realmente, lo siento!"