30 de septiembre de 2009

Dejame Intentar...


Déjame intentar, conquistar tu amor
Me matan las ganas, me matan las ganas
Déjame robar, robar tu corazón
Y hacerlo muy mío y hacerlo muy mío

Hacer que te olvides de amores pasados
Y sientas conmigo que nunca has amado
Déjame quererte como nunca nadie te ha querido
Déjame intentar, déjame intentar
Déjame llenar tu vida de ilusión y fantasía
Déjame intentar, déjame intentar

Déjame saber que tengo tu amor
Y que es para siempre, y que es para siempre
Déjame poder hacer realidad
Mi máximo sueño, mi máximo sueño
Hacer que te olvides de amores pasados
Y sientas conmigo que nunca has amado

Déjame quererte como nunca nadie te ha querido
Déjame intentar, déjame intentar
Déjame llenar tu vida de ilusión y fantasía
Déjame intentar, déjame intentar.

12 de septiembre de 2009

Una caricia...

La mayoría de nosotros, comprende que es una caricia, pero alguien la ha vivido intensamente? alguien ha sentido el sublime placer que produce?
Podemos describir una caricia, como un contacto físico muy suave con otro ser, se quiere que la otra persona y una misma sienta esa diminuta pero fascinante electricidad al momento de iniciar esa caricia, con cariño...
Es tan gratificante para el alma y corazón recibir cariño, digo de ese físico, que te hace sentir feliz y querido, como cuando estas con tu pareja mirándose a los ojos y él, acaricia tu rostro con la mano y lo finaliza con una amable sonrisa...
Yo he podido experimentar a través del tiempo exquisitas caricias, de las que te enamoran profundamente, que para bien o para mal, te dejan desnuda e indefensa y donde tiernamente muestras un sutil rubor en las mejillas... que bonito es eso, las primeras caricias con el ser amado... cuando tienes una noche muy romántica al calor de una habitación llena de magia, solo se escucha afuera la lluvia caer y donde los instintos desencadenan infinitas emociones, seguidas de pasiones intensas...
Una caricia es un bello momento de amor... así que cuando lo vivo trato de sentirlo intensamente, pruébalo, sólo hay que dejarse llevar para poder gozar...